Monper elabora su chocolate sólo con cacao criollo



Monper Chocolate, chocolateros de fabricación artesanal





Monper sólo utiiliza auténtico cacao criollo


El secreto de Monper está en su materia prima. Es la cuidada selección que realizamos del cacao y demás ingredientes los que le aportan el sabor único y cremoso que se deshace en la boca. Desde Monper estamos tan orgullosos de nuestros chocolates, que sabemos que una vez que los pruebes, repetirás seguro. 




La importancia de elegir un buen cacao 


El cacao es un fruto que proviene del árbol del cacao, un árbol pequeño que crece en ambientes tropicales. Como cualquier planta que encontremos en la naturaleza, ofrece diversas variedades que influyen asimismo en el nivel que propiedades que contengan y que hacen que sus aromas varíen.

El cacao más común y abundante es el cacao llamado forastero. Produce mayor cantidad de frutos pero con menos grado de aromatización. Es el árbol que se introdujo de forma masiva por iniciativa de los europeos en los territorios colonizados, cuando el chocolate comenzó a ser más demandado por los consumidores.

Este cacao es que hoy en día se está consumiendo y cultivando en cantidades ingentes, caracterizado por un sabor fuerte y amargo, ligeramente ácido. Lo más caracterísitico del cacao forastero es su generosidad en el aroma, pero sin finura ni intensidad de sabores. Está tan extendido que su producción llega a alcanzar el 70% del total del cacao mundial.



Monper utiliza cacao criollo, nunca cacao forastero 


El cacao criollo es el más escaso y apreciado, ya que sólo supone el 10% de la producción mundial de cacao.  Se cultiva en Centroamérica, principalmente en México, Guatemala, Nicaragua, Venezuela, Colombia, islas del Caribe, Trinidad y Jamaica.

El cacao criollo se caracteriza por ser de aroma afrutado, intensidad mayor, con notas de frutos secos y ligeramente con sabor amargo, pero refinado. Es, definitivamente, el cacao más apreciado y utilizado para chocolates de alta gama. Este tipo de cacao es el empleado para las piezas de artesanía repostera y bombones con chocolate de calidad.

En Monper seleccionamos las materias primas de mejor calidad y con mayor intensidad de sabor, por eso no necesitamos utilizar aditivos de ningún tipo para engordar el sabor de nuestros chocolates. Utilizamos siempre el chocolate criollo seleccionado, sin grasas vegetales ni mucho menos el tan perjudicial aceite de palma.






Propiedades beneficiosas del cacao criollo


El cacao contiene taninos, elementos antioxidantes y anticancerígenos que estimulan la producción de hormonas. Además, el cacao criollo tiene propiedades antisépticas, antidepresivas, reafirmantes y anticelulíticas.

Si utilizamos el cacao para tratamientos cosméticos, conseguiremos una piel suave y muy reafirmada. Su poder antioxidante hidrata los tejidos y ayuda a conservar su elasticidad, ayudando al organismo en la producción natural de colágeno y elastina. 

Esto no solamente es bueno para la piel, sino también el ánimo, ya que nos revitaliza y nos ayuda a estar más animados.



Alimenta a tu familia con el alimento de los dioses.


Hace milenios que se descubrió el poder energético y revitalizante del cacao Amazónico y del Orinoco, en concreto más de 4000 años. De hecho, el nombre científico del chocolate “teobroma” significa literalmente “alimento de los dioses”.

El cacao criollo, el que utilizamos para la elaboración de nuestros chocolates artesanos Monper, contiene altas cantidades de magnesio, hierro, vitamina C, omega 6 y fibra, además de ser muy rico en flavonoides, unos compuestos químicos que hallamos en los vegetales, y que protegen a cualquier organismo vivo contra la oxidación celular.



Beneficios del chocolate Monper para los niños


Es por todos conocidos que el chocolate ayuda al sistema nervioso, ayudando a los niños a estar más activos y despiertos al estímulo externo. Por eso, es ideal para que el cansancio no haga mella en ellos tras la intensa actividad escolar y extraescolar.

Los flavonoides presentes en el cacao ayudan a incrementar el flujo sanguíneo hacia el cerebro y también favorece la expulsión de elementos nocivos a través de la orina. También ayuda a fortalecer músculos y huesos para las actividades deportivas.

Pero esa activación no hay que confundirla con nerviosismo ni excitación, de hecho el cacao está considerado como un alimento antiestrés. Sus compuestos bioactivos corrigen los desequilibrios del sistema nervioso, calmando los nervios.